viernes, 9 de junio de 2017

Los castillos más impresionantes de Castilla y León

Los castillos, esas imperecederas construcciones que parecen ser invulnerables al paso del tiempo. Sus enormes piedras podrían contar historias de amores y batallas, que han quedado grabadas en sus grietas y que reciben al viajero sabedoras de que continuarán allí cuando nosotros ya no estemos.

El Alcázar de Segovia

Walt Disney se inspiró en el Alcázar de Segovia para crear su particular castillo de cuento de hadas, el de Blancanieves. Elevado sobre una roca desde la que parece cuidar los sueños de la ciudad, el Alcázar Real de Segovia ha sido a lo largo de la historia fortaleza, palacio real, prisión de estado, Real Colegio de Artillería y Archivo Histórico Militar.

Alcázar de Segovia


Símbolo de la historia y el arte de nuestro país, reyes de los linajes de Borgoña, Trastámara, Austrias y Borbones, han dejado su huella en esta inigualable fortaleza que fue residencia favorita de Enrique IV, y de la que partió su hermana Isabel, conocida como La Católica, para ser coronada reina de Castilla.

Merece la pena comprar la entrada completa, que además de incluir la visita a las salas de palacio y al Museo de la Artillería, permite subir a la Torre de Juan II, desde la que se puede disfrutar de unas espectaculares vistas de Segovia. Eso sí, prepárese el viajero para ascender 152 peldaños de una escalera en forma de caracol.


El Castillo de Ponferrada, en León

Este castillo, atribuido a la Orden del Temple, que estuvo en esta localidad leonesa entre los años 1211 y 1312, fue en su origen un pequeño castro y luego fortaleza romana hasta convertirse, gracias a los  templarios, en castillo defensivo del Camino de Santiago.

La apariencia actual del castillo responde a una serie de ampliaciones y reformas que han tenido lugar a lo largo del tiempo desde su construcción. Prueba de sus distintas etapas son los escudos y blasones que se pueden contemplar en la edificación.

Castillo de Ponferrada


Declarado Monumento Histórico-Artístico en el año 1924, el castillo se encuentra situado en el centro histórico de la ciudad, y desde él se puede disfrutar de unas excelentes vistas.


El Castillo de  Peñafiel, en Valladolid

Entre las riberas del Duero y el Duratón, dominando campos de vides y trigales, el viajero encontrará esta fortaleza del siglo X en el que buscó refugio el rey Alfonso I, mientras duraron sus desavenencias matrimoniales con su esposa Urraca de Castilla.

Bodegas Protos, con el castillo de Peñafiel al fondo
Bodegas Protos, con el castillo de Peñafiel al fondo


En la actualidad este castillo, declarado Monumento Nacional, alberga el Museo Provincial del Vino, donde el visitante podrá conocer su historia, así como técnicas de producción y elaboración de los caldos con D.O. Ribera del Duero. La sala de catas permite degustar los distintos vinos que se elaboran en la región, y además asistir a cursos y catas profesionales.


El Castillo de Coca, en Segovia

Situado a las afueras de la villa segoviana de Coca, este castillo del siglo XV, considerado como uno de los mejores exponentes del arte gótico-mudéjar de todo el estado español, presenta la singularidad de no estar situado sobre un punto geográfico elevado.

Propiedad de la Casa de Alba, dicen que durante el invierno realmente parece un lugar encantado. Un profundo foso recibe al visitante, que a través de una ruta guiada por su interior, podrá descubrir la historia y curiosidades de este templo de piedra.

Castillo de Coca, Segovia


Merecen la pena las impresionantes vistas que desde el mirador se obtienen de los pinares segovianos y de la población de Coca, cuyo casco antiguo bien merece una visita.


El Castillo de la Mota, en Valladolid

En Medina del Campo, una de las villas financieras más importantes de la Europa de los siglos XV y XVI gracias al comercio de lana, se alza este impresionante castillo dominado por su Torre del Homenaje y sus almenas y murallas.

Castillo de la Mota, Valladolid


Este castillo fue uno de los mejores Parques de Artillería de la Europa medieval. Su visita permite descubrir distintos yacimientos arqueológicos de la prehistoria, galerías subterráneas, una capilla y un bonito patio de armas.

Olga Fuentes - Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario