miércoles, 8 de junio de 2016

El Parador-Museo de Santiago de Compostela

Cientos de peregrinos y turistas llegan cada día a la ciudad de Santiago. Peregrinos exhaustos, después de las duras jornadas transcurridas desde que iniciaran el camino en Roncesvalles o cualquier otro punto de esta ruta de peregrinación.
Movidos por la fe o simplemente por el interés de conocer los parajes de este recorrido místico, ya convertido en todo un reclamo turístico, todos ellos tienen como meta llegar frente al Pórtico de la Gloria y entrar en la catedral.
En la mundialmente conocida Plaza del Obradoiro, donde los turistas inician su recorrido por esta bella ciudad gallega, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1985, se encuentra emplazado el edificio histórico del antiguo Hospital Real, convertido hoy día en un lujoso complejo hotelero incluido en la red nacional de Paradores.

Parador Reyes Católicos, Santiago de Compostela

Considerado el hotel más antiguo del mundo, este alojamiento de gran lujo posiblemente no estará al alcance de todos los peregrinos que llegan a Santiago, que tras el júbilo de haber alcanzado su meta requieren de un buen y merecido descanso.
Con el proyecto parador-museo, este establecimiento hotelero abre sus puertas a alojados, peregrinos y turistas, para que todos ellos sean participes del rico patrimonio que alberga este parador, cuyo edificio tiene más de 510 años de vida.

Un parador convertido en museo

Con el fin de dar a conocer la riqueza arquitectónica, artística e histórica de los paradores, nace el "Plan Parador-Museo" que convertirá a más de cincuenta paradores en espacios museísticos.
El Hostal dos Reis Católicos es el segundo parador convertido en museo, habiendo iniciado esta nueva etapa coincidiendo con la celebración del Año Xacobeo.
El proyecto museístico del Parador de Santiago ha contado con la colaboración de catedráticos de la Universidad de Santiago de Compostela, quienes han realizado una ardua investigación sobre la historia del edificio, los antiguos usos de sus espacios, así como de las leyendas y hechos curiosos que han formado parte de su pasado.
La historia de este antiguo hostal de peregrinos queda reflejada en setenta y ocho paneles explicativos que se han ubicado en puntos de interés del edificio, con el fin de que los visitantes puedan conocerlo siguiendo una ruta preestablecida.
Este material gráfico que incluye textos e imágenes se completa con la edición de dos folletos, uno para alojados y otro para visitantes, en los que se incluye un plano con la ubicación de los lugares que se pueden visitar.

Hospital, inclusa, hostal y finalmente parador

A lo largo de su historia, el edificio del actual Parador Hostal dos Reis Católicos ha tenido diversas funcionalidades, todas ellas vinculas con la peregrinación de los fieles devotos del Apóstol Santiago.
En el año 1488, los Reyes Católicos realizaron el camino espiritual que les llevaría hasta las puertas de la Catedral de Santiago. Años más tarde, con las rentas de guerra obtenidas tras la toma de Granada, mandaron construir en la ciudad un nuevo hospital con el que dar servicio a los peregrinos.

Entrada del Parador Reyes Católicos
Entrada del Parador Reyes Católicos

El Hospital Real contó con jurisprudencia propia, y nadie salvo su administrador o en última instancia los reyes o el papa tenían potestad sobre él.
En tan solo nueve meses, el Hospital Real fue reconvertido en Hostal de los Reyes Católicos, inaugurándose el día 24 de julio de 1954, coincidiendo que era Año Xacobeo.
Hasta el siglo XIX el hospital conocido como hostería contaba con una inclusa, muchas mujeres dejaban a sus hijos allí ante el temor de que murieran sin ser bautizados. Entre las personas que recibieron las aguas bautismales en el actual parador de Santiago, se recuerda con especial cariño a la poetisa Rosalía de Castro.

Oferta turística

De fachada plateresca, el antiguo Hospital Real cuenta con cuatro claustros, salones y estancias con vistas al Pórtico de la Gloria. Doscientas sesenta y dos plazas aguardan a aquellos turistas o peregrinos que puedan costearse el alojamiento en este singular parador.


El parador de Santiago es toda una obra de arte, con espacios de tanta belleza como la Capilla declarada monumento nacional o su colección de gárgolas. Ya bien sea como alojados o como visitantes, cualquier momento será bueno para acercarse a conocer la historia y el arte que esconde este parador convertido en museo.
Beatriz Moragues - Todos los Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario